Desarrollo comunitario

Agenda legislativa y elecciones



Por: Viviana Islas @MendozaI88 Publicado en ContraRéplica


La parálisis de actividades en el sector público debido a la pandemia parece ya reactivarse con estrictos protocolos de sanidad y echando mano de la tecnología. En septiembre estará iniciando el último año de actividades de la LXIV Legislatura a la par de la organización del proceso electoral 2021, en medio de un ambiente social altamente polarizado que no cesa y que de lo contrario, parece incrementarse.

El escenario político que se ha vivido los últimos días pronostica el contexto en que se desarrollarán las elecciones. Los escándalos en los que se involucra a diversos actores políticos en presuntos actos de corrupción ligados con fines electorales, serán sin duda el tema de la agenda política durante meses. Además de poner en estado de alerta a la autoridad electoral en materia de fiscalización y el uso de recursos públicos, con un cuidado especial en las reglas que aprobarán para la reelección legislativa.

Por su parte, esta semana en el Congreso se definirán quienes presidirán las mesas directivas de ambas cámaras y la agenda legislativa a impulsar. Donde la coalición mayoritaria buscará que se aprueben iniciativas para eliminar el fuero presidencial; la anunciada reforma al sistema de pensiones e insistirán en la desaparición de los fideicomisos. Por su parte, la oposición se inclinará por propuestas para la reactivación económica y hacerle frente al Covid-19, promover las energías limpias, regular la comida chatarra, entre otras.

La coyuntura obliga a legislar en materia de salud, a discutir la situación laboral y el modelo de educación. Además de reactivar los temas pendientes, como la reforma judicial y los nombramientos en el Senado.

Dentro de los temas que por ley deben abordarse es la Glosa del segundo informe de gobierno y la discusión del Paquete Económico 2021, que incluye el Presupuesto de Egresos. Este último será fundamental, porque en él se verán reflejadas las acciones del gobierno federal para recuperarse de los estragos de la pandemia, pero también, para atender otros problemas como el de la inseguridad.

Lo que suceda en el tercer año legislativo, repercutirá en los resultados del próximo 6 de junio. Es la última oportunidad que tienen los partidos para cumplir lo prometido, para impulsar las mejores propuestas, que les harán ganar o perder simpatizantes.

Finalmente, difícil tarea tendrá el INE como árbitro electoral, ante el escenario de confrontación mediática que se intensificará en las campañas, y donde sus decisiones estarán al escrutinio público.

Al tiempo.

Viviana Islas Mendoza Colaboradora de Integridad Ciudadana, Politóloga por la UAM, con estudios en Políticas Públicas, Derecho Parlamentario, Procesos Electorales, Transparencia y Violencia Política contra las Mujeres @VivianaIslasM @Integridad_AC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *