¡Cuidado! Si no existe el problema, no hay nada que atender

Publicada en Publicada en Desarrollo comunitario

Por: Manuel Bazán @bazancruzz Publicado en Mexican Times


Los medios de comunicación podrían generar una falsa apreciación sobre los problemas que afectan a la sociedad, mermando su visualización y atención por parte de los actores responsables.

El caso de la desigualdad de género…

De conformidad con Parametría, Investigación Estratégica, Análisis de Opinión y Mercado, la televisión es el vehículo más eficaz y utilizado para transmitir información, lo que significa que, a pesar de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, entre las que destacan las redes sociales, la información que recibe la sociedad proviene, en mayor medida, de los medios tradicionales.

Bajo ese contexto, una gran cantidad de información, ideas u opiniones sobre la realidad que envuelve a las mujeres en México, deriva de la radio y la televisión predominantemente. A través de esos canales, se transmiten noticias sobre mujeres exitosas en diversas esferas, campos o disciplinas, por lo que las ubican constantemente bajo los reflectores.

Foto: forbes.com.mx
Foto: forbes.com.mx

La proyección predilecta y desproporcional de las mujeres con poder en espacios de comunicación podría generar un panorama carente de veracidad. Si los medios de comunicación no toman conciencia de los estereotipos que imponen y de la imagen que pueden producir sobre las mujeres, alimentarían la falsa idea de que los problemas de género han finiquitado en este país.

Esa visión eliminaría automáticamente la solución de fondo, ya que se estaría ignorando la existencia del machismo, la violencia física y psicológica, los feminicidios, la desigualdad en todas sus vertientes, la trata de personas, el androcentrismo patriarcal y la normalización de conductas que atentan contra la dignidad de las mujeres.

Considerar que el problema se resolvió debido a la exposición de los logros de algunas mujeres en ámbitos importantes (casos particulares y aislados) sería un error; es decir, no se puede dar por sentado que se resolvió de raíz. Creerlo, sería un ejemplo claro de discriminación y desigualdad, en razón de que se estaría favoreciendo una imagen distractora a costa de un sector específico al que puede acceder un grupo reducido de mujeres; desatendiendo lo que ocurre en el ámbito educativo, sanitario, laboral, doméstico, entre muchos otros que integran la vida cotidiana y en los que las mujeres se reafirman como grupo vulnerable.

Foto: elfinanciero.com.mx
Foto: elfinanciero.com.mx

Es por ello, que grupos defensores de los derechos humanos, especialmente los feministas, se preocupan y ocupan por la exposición de los problemas que sufren las mujeres habitual y constantemente, promoviendo la concientización tanto en mujeres, como en hombres, ya que éstos últimos forman parte del círculo vicioso que se requiere destruir.

Para evitar que los medios de comunicación direccionen de manera negativa o errónea un problema, como lo es la desigualdad de género, resulta trascendente que destinen tiempos y espacios para comunicar los acontecimientos o hechos que afectan a las mujeres de manera potencial, de tal forma que contribuyan con la propuesta de acciones que incentiven una solución.

Gran parte del trabajo de las televisoras y radiodifusoras, estriba en la responsabilidad que tienen para transmitir informaciones y opiniones que no distorsionen la realidad de los grupos vulnerables, por lo que deben atender los principios de veracidad y pluralidad; pero también, deben impulsar una ética en la publicidad que comercializan, pues hasta el día de hoy, está plagada de estereotipos que repercuten en la conducta de los individuos, señalando erróneamente lo que corresponde a hombres y mujeres, según ellos, por naturaleza. Por lo tanto, se requieren medios de comunicación consientes de los problemas sociales y comprometidos con el respeto a los derechos humanos y la dignidad de las personas.

Manuel Bazan Cruz es colaborador de Integridad Ciudadana AC, licenciado en Derecho por la UNAM, especialista en Derecho de la Información (mención honorífica UNAM), con Maestría en Transparencia y Protección de Datos Personales (mención especial UDG). Cursando la Especialización y el Curso Internacional en Políticas Públicas para la Igualdad en América Latina, en el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO).

Twitter @bazancruzz

Facebook Manuel Bazancruz

Referencias.

Encuesta Nacional sobre Discriminación 2010. Recuperado de: http://www.conapred.org.mx/userfiles/files/Enadis-MUJERES-WEB_Accss.pdf

Nota del Excelsior, de fecha 12 de diciembre de 2016. Recuperada de: http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2016/12/12/1133797

Parametría, Investigación Estratégica, Análisis de Opinión y Mercado. Recuperado de: http://www.parametria.com.mx/carta_parametrica.php?cp=4088

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *