El esperando milagro político mexicano

Publicada en Publicada en Desarrollo comunitario

Por: Javier Agustín @JavierAgustinCo Publicado en Mexican Times

Al principio del año, les compartí el artículo llamado El Esperado Milagro Político Mexicano 2018; donde expreso a nombre personal y de mis amistades, el deseo de que llegara un gobernante capaz, inteligente que de forma milagrosa alivie todos los males que acontecen en México”, y qué creen; no sé si me lo cumplió o me castigó mi ‘virgen Morena’… Sí, nuestra Guadalupana; que por cierto coincide con el acrónimo del partido triunfador Morena; gran sorpresa que nos ha tocado vivir; ganó el Lic. López Obrador, supongo que él también se encomendó a ella y  la convenció con su discurso de crear una república amorosa y prometer ser honesto, después de mostrar su perseverancia para llegar a la presidencia de la república… imagínense solo necesitó 12 años de campaña.

La virgen morena no nos mandó a Jesús como presidente ni a ninguno de sus discípulos para ocupar las secretarías, gubernaturas o presidencias municipales; le dio a Andrés Manuel el carro completo para que gobierne sin que nadie se oponga a la construcción de la cuarta transformación de México; la Morena ha participado en la construcción de nuestra nación en tiempos pasados, cuando facilitó la sumisión de los indígenas ante la evangelización franciscana en la conquista al dejar su imagen en la túnica de Juan Diego; recuerden el estandarte con el que Miguel Hidalgo encabezó el movimiento de independencia…. Y ahora de regeneración nacional.

Fuente: https://monoaureo.com/2017/12/12/milagro-2/
Fuente: https://monoaureo.com/2017/12/12/milagro-2/

Esto me lleva a reflexionar sobre una pregunta que días antes de la elección mi hija, una joven de veinte años me preguntó muy seriamente: ¿cuál de los 4 candidatos tenía la posibilidad de ser el mejor presidente?; cuestión que me remontó a los personajes de las últimas seis contiendas electorales para la presidencia, es decir en los 36 años en los que he podido emitir mi voto; he visto perder al gran Maquío y su carisma contra un Carlos Salinas de Gortari que nos hizo vivir durante cinco años un sueño de primer mundo… pero durante su último año fuimos testigos del levantamiento armado del EZLN y del magnicidio de Luis Donaldo Colosio, después de su discurso emblemático en Lomas Taurinas, donde establece un principio básico para gobernar al decir:

Un Gobierno responsable es aquel que sirve a todos sin distingo de partidos. Un gobierno responsable es el que está cerca de la gente. Un Gobierno responsable es el que escucha y atiende el reclamo popular…”,

Realmente nadie sabe si alguno de ellos pudo haber sido un gran presidente, como tampoco sabremos si Cuauhtémoc Cárdenas lo hubiera sido en el 94 haciendo honor a su padre; ya que cuando votamos sólo conocemos promesas de campaña o un ideario de gobierno, más no a la persona… y mucho menos en lo que se convierte al recibir el poder… todos de inicio son buenos y con buenos deseos, pero a la mayoría los envilece el poder.

Respondiendo la pregunta de mi hija, en la realidad nadie puede saber si en un principio el candidato electo va a ser un buen presidente que logre elevar el nivel de desarrollo humano de los mexicanos, eso sólo lo sabremos en el momento que ocupen la silla del Águila… “sólo la historia los juzgará, mientras nosotros disfrutamos o padecemos los seis años de su gobierno”, pero ojo ya no es lo mismo…

Fuente: http://www.elheraldodesaltillo.mx/2018/02/22/la-mafia-en-el-poder-de-lopez-obrador/
Fuente: http://www.elheraldodesaltillo.mx/2018/02/22/la-mafia-en-el-poder-de-lopez-obrador/

Hoy es la oportunidad del Lic. López Obrador quien con un fervor increíble – casi religioso – ha recorrido el país viendo sus carencias y más que nada sus áreas de oportunidad para cambiar lo que durante tantos años ha señalado, sin perder de vista que como él mismo dijo, “el tigre mexicano ya despertó”, y estará observando su desempeño, si bien no viene acompañado de hombres santos, espero que sí de hombres y mujeres capaces; ya que no sólo se necesita honradez sino también talento, conocimiento y sabiduría para corregir el camino sin desechar lo que ha funcionado y ha traído desarrollo.

El virtual presidente electo hoy tiene la oportunidad de gobernar para más de 120 millones de mexicanos, de los cuales 30 millones 33 mil 119 le entregaron su confianza, lo que equivale al 53.1 por ciento de las personas que ejercieron responsablemente su voto, en unas elecciones históricas donde participó el 67.03 por ciento del padrón electoral, dándose el milagro a medias, pero superando cualquier expectativa.

De nada va a servir tener un ‘mesías a la mexicana’ o sea un rayito de esperanza si a la mera hora nosotros lo empezamos a desacreditar y a crucificar como lo hemos hecho en los últimos años…

En México existen 4 millones 370 mil 127 personas1 que se apellidan López, siendo el cuarto apellido más popular en México, solo después de los Hernández, García, Martínez y arriba de los González que representan la gran la cantidad nada despreciable de 22 millones 813 mil 230 de ciudadanos, representando el 75.59 por ciento de los votos que recibió el pasado 1 de julio y una sexta parte de la población en México, según la última estadística del INE del 31/05/17, y que junto con el resto de los habitantes de esta gran nación, tendremos que cambiar de mentalidad, esforzándonos por cumplir, y participar, ya que solo así sí que se dará el milagro completo ¿o no…?

1http://portalaanterior.ine.mx/archivos3/portal/historico/contenido/Estadisticas_Lista_Nominal_y_Padron_Electoral


Javier Agustín Contras Rosales es colaborador de Integridad Ciudadana AC, contador público, en proceso a titulación de la maestría en Administración Pública (CUDEC). En proceso a titulación en la Especialidad de Instituciones Administrativas de Finanzas Públicas (FES ACATLAN). Miembro fundador de la Asociación de Propietarios de Inmuebles, Comerciantes y Empresarios Unidos por Tlalnepantla Miembro de Parlamento Ciudadano capitulo Estado de México Twitter: @JavierAgustinCoFacebook : Javier Agustín Contreras Rosales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *