La digitalización de los derechos

Publicada en Publicada en Desarrollo comunitario

Por: Gustavo Montaño @Gustavoma85 Publicado en Contra Réplica


En pleno siglo XXI, donde el 15.5 por ciento de la población mexicana no tiene acceso a la salud; tan solo el 47 por ciento de los adultos en México tienen una cuenta bancaria; más del 50 por ciento de las denuncias no se presentan por considerar que el trámite ante el Ministerio Público es tardado y engorroso; y en donde además, existen comunidades en las que una casilla electoral les queda a horas de distancia por lo que se les hace imposible ejercer su derecho al voto; tenemos en contraste que, cada siete de 10 mexicanos mayores a seis años, tienen acceso a internet, con lo cual se advierte que existe un mayor porcentaje de personas que cuentan con acceso a internet, en relación con aquellas personas que tienen al alcance los mecanismos para el ejercicio de cualquiera de sus derechos.

Al respecto, el pasado 18 de junio de 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador inicio pláticas con Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, para llevar internet a todo el país, lo que es un avance significativo; sin embargo, debemos tener en la mira que el internet no debe ser un fin por sí mismo, sino debe ser el medio para mejorar las condiciones de vida de la sociedad mexicana.

Hasta ahora, el internet ha permitido el desarrollo de las libertades y la progresividad de algunos derechos, así como acercar a la sociedad los trámites más comunes; no obstante, es momento que ocupemos esta tecnología para el progreso del resto de nuestros derechos, permitiendo que las brechas que existen en su ejercicio, se acorten cada día más.

▶ En este sentido, el Estado debe asomarse a los beneficios que han tenido los países europeos en el uso las nuevas tecnologías emergentes, así como en el uso de criptomonedas y criptoactivos, en relación con la garantía y protección de los derechos económicos.

Es por ello que, el Gobierno mexicano debe poner todo su empeño en colocar una infraestructura solida de telecomunicaciones, así como gestar las disposiciones adecuadas con el objeto de utilizar el internet, las tecnologías emergentes y las criptomonedas como medio para el ejercicio de algunos derechos que, por su naturaleza, permiten que se ejerzan por estos medios.

Dicho esfuerzo no solo le corresponde al poder ejecutivo y los organismos autónomos, sino también al poder legislativo, pues es éste quien debe acelerar las iniciativas pendientes en materia de identidad digital, digitalización de servicios y derechos, así como mejorar las leyes que regulan las Instituciones de Tecnología Financiera, a fin de construir disposiciones que permitan respetar, proteger, garantizar y potencializar las prerrogativas reconocidas en la Constitución.

•Colaborador de Integridad Ciudadana
A.C., Licenciado en Derecho por la UNAM
y Maestro en Derechos Humanos. Tw: @
Gustavoma85 @integridad_AC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *