Desarrollo comunitario

La guerra de los mundos


Por: Vladimir Juárez @VJ1204 Publicado en ContraRéplica


“…Morir no es tan terrible…, es el miedo lo que lo hace malo… [y es el pánico lo que nos arrebata todo]”, 1898, H.G. Wells.

El mundo ya cambió y no fue necesario un meteorito del espacio exterior. Tampoco cambió porque hayamos sido conquistados por seres más avanzados o evolucionados con tecnología superior. Ni mucho menos producto de una guerra nuclear. Y sin embargo, cambió. Lo hizo posible un microorganismo.

Ante ello, hay quienes están conscientes, algunos más se resisten a creerlo y el resto —sencillamente— se piensan inmunes.

De estos grupos, hay quien afirma que se trata de una gran conspiración global para reestablecer un nuevo orbe político. Incluso, afirman que fueron los Estados Unidos y China —quienes en su guerra comercial— iniciaron esta crisis para derrotarse los unos a los otros.

Algunos más afirman que es una gran manipulación de los mercados financieros que han logrado crear un pánico sin precedentes en el consumidor para que todos los terrícolas malvendan sus acciones bursátiles y bienes; para posteriormente, aprovecharse de esta oportunidad y capitalizarse con la liquidez de los grandes compradores… a río revuelto…

Algunos darwinianos explican que el origen del #Covid-19 es un mensaje de la naturaleza que ha empezado a generar anticuerpos para replegar la plaga humana y su polución; lo que originará una selección natural y de adaptación a un medio más equilibrado con el ambiente y sus recursos naturales. Incluso, dicen, por eso la niñez es inmune al #virus.

No son pocos quienes también piensan que la vacuna del #Coronavirus ya se tiene por alguna de las potencias que se disputan el liderazgo del mundo; solo que ésta será dada a conocer en el momento más oportuno. Lo que a la postre traerá nuevos modelos de producción y control.

Hay quien también piensa que el mundo se enfrenta en una guerra a lo desconocido. Y cuando esto sucede, se combinan la soberbia y la fragilidad humana para devastarlo todo, pues cuando estos dos factores se juntan idiotamente, brotan tantas situaciones inimaginables que es impredecible hasta donde llegará la catástrofe.

Incluso hay quienes aseguran que, una vez superada la pandemia, la humanidad —cual enfermo terminal reflexivo— renacerá comprometiéndose profundamente con modelos de producción, consumo e idealismo más armoniosos y solidarios. Pues esta sacudida es un llamado-guía hacía un camino más espiritual.

Son pocos, pero los hay quienes piensan que detrás de todo esto está el PRI, pues cada vez está más claro que ni Tlaxcala ni Campeche presentan casos de #Covid-19, y en ambos gobierna ese partido.

Otros tantos, sin profundizar en los boicots ideológicos, políticos y económicos, tomaron en sus manos la prevención y se abalanzaron a las compras masivas de papel higiénico, armas y “El Detente” (Salvaguardia del Sagrado Corazón); pues sus acciones buscan prevenir la futura rapiña y en caso de morir, lo harán cuando Dios los abandone pero eso sí, con el culo bien limpio.

Y mientras todo eso sucede… trascendió que…nos meterán goles en la reelección política… en la elección de los Consejeros del INE, del INAI y del SNA. Y de los migrantes, los feminicidios y el sarampión ¿alguien sabe algo? Sin duda, es la guerra de los mundos donde se extrañará al Chupacabras.

Colaborador de Integridad Ciudadana A.C. @Integridad_AC @

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *