Previo al 2018: un año de decisiones

Publicada en Publicada en Desarrollo comunitario

Por: Manuel Bazan @bazzancruzz Publicado en Mexican Times


 

El próximo año elegiremos al nuevo o nueva Presidente de la República. Con la participación ciudadana en la organización electoral y con el voto en las urnas, se decidirá el rumbo de nuestro país, pero ¿tenemos ánimo para hacerlo?

El panorama de fin de año, se va el 2017

Tras una cortina de humo, se aprecia la consolidación del PRI como un ente unido y empoderado frente a los problemas de las demás fuerzas políticas, goza de una tranquilidad casi absoluta, pues el PAN ha llegado a los extremos de contender una guerra interna que se refleja en el propio órgano legislativo, así como en la renuncia de militantes de alto impacto, como es el caso de la ex primera dama y posible candidata independiente Margarita Zavala. Por su parte, las denominadas izquierdas se encuentran desquebrajadas; por un lado, el PRD decidió firmar un convenio con el partido conservador para un supuesto proyecto de nación, y por otro, Morena no ha logrado atraer a grupos de la sociedad civil que reflejan su descontento con la política actual.

La crisis en los partidos políticos ha propiciado que decenas de ciudadanos y ciudadanas se hayan inscrito ante la autoridad electoral para emprender un camino complejo hacia el registro de una candidatura independiente, dentro de éstos, destaca, además de El Bronco y ZavalaMarichuy, indígena nahua, cuya participación electoral surgió como resultado del Congreso Nacional Indígena, si las trabas legales y tecnológicas no le impiden llegar a las elecciones presidenciales, será la primera vez a nivel federal, que se exponga la ciudadanización indígena.

Foto: Benjamín Flores
Foto: Benjamín Flores

El desplome que se observa en la oposición, trae a colación el dicho popular “divide y vencerás”, pues si en breve, mejor dicho, inmediatamente, no surge una fuerza capaz de adquirir la confianza ciudadana, lo más seguro es que el PRI llegue a la meta a través de una pista libre de obstáculos y sin ninguna competencia real.

¿Cómo está el ánimo ciudadano?

El contexto anterior, además de otros factores, como el descontento con los medios tradicionales de comunicación, la pobreza extrema, los niveles de inseguridad, la corrupción y la gran desigualdad, repercute en la despolitización de la sociedad, los individuos no desean tener contacto con los partidos políticos, ni mucho menos participar de sus “proyectos de nación”, tan es así que en los recientes sismos que afectaron gravemente a diversas entidades federativas, se manifestó un desprecio por la clase política.

Tal y como están las cosas, donde el PRI es el más beneficiado -por lo menos en el cierre de este año-, surgen en la mente ciudadana las alusiones de cada sexenio: “para qué votamos si el PRI siempre gana”, “siempre es lo mismo”, “las autoridades no sirven para nada y no hacen nada”, “seguro habrá fraude”, “todos los políticos son iguales” y un sinfín de expresiones que reflejan el cansancio social y la desmoralización.

Foto: Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

Luego entonces ¿participamos o no?

La unión social que logramos para enfrentar las necesidades primigenias después del 19S, distinguen la necesidad de reinventar la política actual para eliminar los graves problemas existentes; sin embargo, la solución no se halla en la indiferencia, la apatía y el desprecio por lo político, pues si bien, nos encontramos desmoralizados, hay que demostrar que tenemos dignidad y que, así como ocurrió en los terremotos, se pueden lograr cambios en otras esferas, de lo contrario, los grandes vencedores seguirán siendo los dinosaurios políticos que debemos fosilizar para siempre, ya que para ellos resulta muy conveniente, que al igual que sus adversarios, se desmorone la sociedad.

Debemos buscar nuevas alternativas, pero ninguna de ellas debe ser la despolitización o desmoralización, debe ser la lucha por nuestra dignidad.

Pasemos las fiestas decembrinas con tranquilidad, disfrutando de las tradiciones a lado de los seres queridos, pero no olvidemos que el próximo año tenemos una gran responsabilidad con este país y con nuestra sociedad.


Manuel Bazan Cruz colaborador de Integridad Ciudadana, A.C., Cursando la Especialización y el Curso Internacional en Políticas Públicas para la Igualdad en América Latina, en el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO).Maestro en Transparencia y Protección de Datos Personales (mención especial UDG), Especialista en Derecho de la Información (mención honorifica UNAM). Licenciado en Derecho por la UNAM, Temas de interés: Derechos humanos, democracia, grupos vulnerables, derecho a la información, transparencia, rendición de cuentas, anticorrupción, libertad de expresión, datos personales, etc. Twitter: @bazancruzz Facebook: Manuel Bazancruz


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *