Rendición de cuentas

Publicada en Publicada en Desarrollo comunitario

Por: Gustavo Montaño @Gustavoma85 Publicado en Contra Réplica


Desde 2002 que se publicó la primera Ley de Transparencia, la ciudadanía tuvo la oportunidad de acceder a información en posesión del gobierno, lo que permitió fiscalizar sus acciones y detectar actos de corrupción.

Si bien ya han pasado 17 años, sólo el 50.6 por ciento de la población conoce alguna ley que garantice el derecho de acceso a la información, de acuerdo con un estudio realizado por el Inegi en 2016. Además, los temas que más consulta la población son los requisitos para realizar trámites con 40.8 por ciento y de los temas menos consultados son las contrataciones públicas con 5.7 por ciento.

Por su parte, la información proporcionada mediante los mecanismos de transparencia tradicionales tiene poca utilidad, ya que sólo dan a conocer documentos en los que conste la información solicitada, sin que se dé cuenta del porqué se llegó a dicha determinación. Sin embargo, dicha brecha se terminó con las nuevas leyes de Transparencia, Acceso a la Información y Rendición de Cuentas, así como la Ley del Sistema Anticorrupción, ambas de la Ciudad de México, en virtud de que reconocen a la rendición de cuentas como el derecho de toda persona para exigir al poder público, sus instituciones y servidores públicos que los conforman, que informen, pongan a disposición en medios adecuados, justifiquen sus acciones y decisiones emprendidas derivadas del desarrollo de su actividad, incluyendo el establecimiento de indicadores que permitan el conocimiento, la forma en que se llevaron a cabo, y la evaluación de los resultados obtenidos.

Con ello, la Ciudad de México se posiciona en la vanguardia en materia de rendición de cuentas y combate a la corrupción, ya que pasa de la obtención de documentos a la justificación de acciones de los funcionarios.

A pesar de ello, para no quedar solo en buenas intenciones, se debe establecer los parámetros para ejercer el derecho a la rendición de cuentas, así como un procedimiento en el que se permita requerir a las dependencias la justificación de los actos administrativos.

Lo anterior, considerando que la sociedad ya no se conforma con la sola obtención de los documentos, sino que ahora busca una explicación de la actuación del gobierno. Por ello, es momento que la transparencia evolucione de la mano de la rendición de cuentas, permitiendo un desarrollo en la vida democrática del país, para entonces sí detectar y actuar en contra de los actos de corrupción en los que puedan incurrir las autoridades.

ContraRéplica@ContraReplicaMX

“Desde 2002 que se publicó la primera Ley de Transparencia, la ciudadanía tuvo la oportunidad de acceder a información en posesión del gobierno…” escribe @Gustavoma85.@integridad_AC https://www.contrareplica.mx/nota-Rendicion-de-cuentas201912640 

Rendición de cuentas

Licenciado en Derecho por la UNAM y Maestro en Derechos Humanos. Cuenta con una especialidad en el marco legal de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales por la misma…

contrareplica.mx

Ver los otros Tweets de ContraRéplica
•Colaborador de Integridad Ciudadana A.C. Maestro
en Derechos Humanos.
•Tw: @Gustavoma85 @integridad_AC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *