Cuarto informe de Gobierno: ¿no somos iguales?


Por: Iván Arrazola Cortés @ivarrcor Publicado en ContraRéplica


Con el Cuarto Informe de Gobierno inicia la recta final de la gestión del presidente López Obrador, generalmente la última parte de la gestión se dedica a dar cuenta de los avances que ha tenido la gestión presidencial. La campaña rumbo al Cuarto Informe presenta una serie spots en diferentes regiones del país, sin embargo, la información que se difunde genera confusión ya que no se sabe si son acciones de gobierno o promesas de campaña,  llama la atención porque en ella se presentan los logros durante su gestión y al mismo tiempo marcan las diferencias con administraciones anteriores, pero que en los hechos no se sabe si dichas acciones se han concretado, por lo que es importante analizar  lo que se dice en estos spots y contrastarlo con la realidad.

Con el lema de “no somos iguales” el presidente inicia uno de los spots señalando “durante los gobiernos neoliberales nunca hicieron una obra como esta”, el spot habla sobre la construcción del AIFA, el presidente aparece en escena acompañado de tres militares, entre ellos el secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval, y como fondo el AIFA, a una distancia tan lejana como la percepción de la ciudadanía sobre lo que pasa al interior de la nueva terminal aérea. 

De manera inconsciente la escena refleja lo que ha sido este gobierno, obras que se presumen concluidas sin conocer a ciencia cierta si al interior están funcionando. El presidente en este spot parece perder la oportunidad de explicarle a la ciudadanía, cómo es que una obra recientemente inaugurada funciona en su interior. Posiblemente una imagen al interior del aeropuerto mostrando pasajeros buscando las salas para abordar sus vuelos o el trabajo que realiza personal de las aerolíneas, podría ayudar a disipar dudas sobre si la obra funciona al 100 por ciento, pero al presidente parece preocuparle más lo que piensan sus adversarios, que informar a la ciudadanía con total honestidad el estado actual de la obra.

Pero posiblemente el spot más cuestionable es el del tema dedicado a la seguridad, es difícil entender el espíritu triunfalista de la administración lopezobradorista, con nula autocritica, en un tema que lastima a la población mexicana, porque es real y millones se ven afectados por la inseguridad a diario. En el spot se muestra al presidente acompañado de un grupo de funcionarios y como fondo varias filas de elementos de la Guardia Nacional, una imagen fiel del régimen, que le ha apostado a la militarización del país. 

Dice el presidente que con los gobiernos neoliberales no se atendió el problema de la violencia, que ahora hay bienestar para el pueblo, cuenta con un grupo de gente honrada que no permite la impunidad. Algún asesor de imagen le recomendó al presidente que se hiciera acompañar de su gabinete de seguridad, la imagen refleja a un grupo de funcionarios acartonados, grises, poco empáticos, se recodará al secretario de Gobernación diciéndole a una madre buscadora que no confiaba en ella. 

Ese grupo de gente honesta que presume el presidente no ha hecho diferencia en materia de seguridad respecto a los gobiernos neoliberales, los más de 130 mil homicidios dolosos cometidos en el país, las más de 100 mil personas desaparecidas, el 99 por ciento de impunidad, desafortunadamente refleja lo lejos que nos encontramos de ese panorama idílico que presume el presidente en su mensaje.

De los spots presentados el que posiblemente le generará más aceptación es de las pensiones, en donde el presidente menciona que “antes las pensiones jugosas eran para los expresidentes, para los altos funcionarios públicos” y que en su gobierno “las pensiones son para los adultos mayores del país”, “ellos mandan en Palacio Nacional”. Quizás este sea de los pocos programas que no destruyó aunque provenga de gobiernos neoliberales, al presidente le faltó mencionar que el programa para ayudar al adulto mayor nace con Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto lo mantiene. Una decisión que se tomó en el 2019 se saca nuevamente en el 2022 para tratar de reforzar la idea de que gracias a López Obrador los adultos mayores tienen apoyo a económico y que ellos son los que “mandan”, posiblemente los resultados son escasos por lo que es necesario seguir recordando temas de los primeros años de la gestión presidencial.

FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM

Los informes de gobierno son momentos que como su nombre lo dice deberían de servir para informar, sin embargo, en el caso particular de López Obrador no dice nada nuevo, porque al salir a hablar todos los días el discurso se vuelve repetitivo. Lo novedoso en todo caso serían las imágenes, los simbolismos, con los cuales López Obrador trata de mostrar que las cosas han cambiado, esas imágenes rodeado de sus funcionarios con escasos resultados son la prueba de que las cosas ahora son diferentes.

El presidente en base a su narrativa pretende hacer creer que las cosas en el país han cambiado, sin embargo, la realidad se ha en cargado de desmentirlo, habla de un Tren Maya que traerá “progreso con justicia” a cambio de destruir los recursos naturales del sureste del país, al decir “no somos iguales”, lo único que hace es reafirmar que es igual a los gobiernos que históricamente han saqueado el sureste, al hablar del mejor aeropuerto de América Latina miente, ya que se trata de una obra inconclusa y con uso escaso. 

Esta campaña de spots evidencia a un presidente que parece quedarse sin ideas, a un presidente solitario, ese movimiento de brazos en ocasiones tosco, en ocasiones desesperado que muestra en los videos, parece reflejar que el tiempo se acaba y hay poco que informar.


Iván Arrazola es analista político y colaborador de Integridad Ciudadana. @ivarrcor