Opiniones

La voluntad política de la consulta del 21


Por: Javier Agustín @JavierAgustinCo Publicado en ContraRéplica

La importancia o no importancia de participar en el referéndum del próximo 01 de agosto para el enjuiciamiento de los políticos anteriores, no radica en realmente si queremos que se juzguen a los exmandatarios y todos sus gabinetes, sino más bien en definir primero qué es legitimar una acción que ya está prevista o establecer los criterios para resguardar el estado de derecho aplicando la ley a raja tablas.

Al día de hoy y durante los últimos 47 años o sea desde la presidencia de José López Portillo, hemos venido escuchando que la corrupción ha sido el mal de todas nuestras desgracias y para colmo de los males cuando uno cree que ya todo cambió, resulta que sigue igual según informes de México Elige, donde ya el estandarte de la lucha contra la corrupción se cayó al rebasar la figura que combate la corrupción, el 50% de las personas que creen que él también es corrupto.

Yo me pregunto ¿qué busca realmente? ¿Por qué es tan importante la consulta? ¿Será realmente que quieren transferir la persecución política a través de legitimar sus acciones? ¿Qué acaso no fue suficiente el voto para que se realicen las acciones que guarden y conserven el estado de derecho? O acaso ¿solo busca medir su capacidad de convocatoria y de movilización para lograr el objetivo del referéndum? que por cierto ya nadie refiere y que; sí es el más importante, ya que permitirá por primera vez revocar el mandato a un gobernante, por no haber alcanzado los objetivos que la ciudadanía exige.

El referéndum 2021, es solo un ensayo rumbo a lo que viene en el 2022, y como catalizador del ambiente a nivel nacional de la política, después de los resultados del pasado 02 de julio, donde aunque existe un estado de triunfalismos por todas las expresiones políticas, realmente se sabe que los resultados no fueron los deseados para ninguna de las partes, la cuales buscarán medirse como lo hacen los deportistas previo a la gran competencia, para ver cuáles son las áreas de oportunidad y cuál es su real posicionamiento.

En lo personal pienso que todo este teatro es un gasto innecesario, que solo se busca un distractor más que no le permita al pueblo sabio ver las grandes carencias que se tienen y como reza el refrán; al pueblo pan y circo.

En México las leyes son claras y el enjuiciar a los actores políticos del pasado solo requiere tres cosas: la primera que se presente una denuncia, la segunda que existan pruebas claras, contundentes y no como las de Emilio Lozoya que no sabe ni dónde realizó las compras a nombre de un tercero al cual quiere implicar dentro del caso donde es testigo protegido, y la tercera y última, pero de gran importancia, la “VOLUNTAD POLITICA” que es la que falta todo el tiempo para tener un estado de derecho.

Claro que podemos hacerle a la vieja usanza romana, donde se le permitía al pueblo una vez al año decidir quién era culpable, con el único fin de deshacerse de sus oponentes políticos y lavarse las manos, si no me creen solo recuerden a Barrabás que salió limpio como lo han hecho muchos disque Republicanos de la actualidad.

Y como diría un gran amigo y maestro, lo que está escrito en la ley, no se pregunta, se ejecuta así o más claro.

Javier Agustín Contreras Rosales. Colaborador de Integridad Ciudadana AC, Contador Público, Maestro en Administración Pública @JavierAgustinCo @Integridad_AC